Archivo mensual: octubre 2016

¿Hasta dónde vamos a llegar?

El consumismo en el mundo del scrapbooking se ha convertido en algo obsesivo. Llegamos a comprar por puro capricho y por las “necesidades” que nos crean las marcas. Es todo tan nuevo, tan ideal, tan fantástico,… y, en general, tan sumamente caro.

He leído la entrada de Rut de A que huele el scrap y estoy de acuerdo con ella, así que, si queréis leerla pinchad aquí.

¿De verdad necesitamos lo que se fabrica? ¿Cuánto material de scrap tenemos que no utilizamos? ¿Cuántas veces nos hemos arrepentido de una compra? ¿Qué es lo próximo que van a intentar vendernos?

Os adjunto el comentario que le escribí al respecto:

Hola,
Estoy de acuerdo contigo. Desde que vi los artículos que sacaron en CHA 2015 (sobre todo la troqueladora de letras de We Are Memory Keepers) pensé que, en su mayoría, eran juguetes para adultos. ¿De verdad necesito una máquina / punch que me haga letras? ¿Y las maletas de ruedas? ¿En serio las necesitamos? ¿No tenemos suficientes bolsas, neceseres, maletas,… como para hacérnoslas nosotras mismas (siendo que nos encanta el DIY)?
La máquina para hacer marcos tipo Polaroid si que me creó una necesidad, pero pensándolo con la mente fría ¿no sé recortar un rectángulo y un cuadrado y redondearle las esquinas?
Y lo de la máquina de escribir me ha parecido el colmo. Para empezar el precio, 200€ (aprox.), pero para seguir ¿quién usa la máquina de escribir? Si hoy en día lo hacemos todo con el ordenador, los abecedarios (tanto de pegatinas, como de foam, como de madera), los troqueles de palabras y letras para la Big Shot, y si tienes la Cameo puedes hacer casi lo que quieras. ¿De verdad la gente la va a comprar? Lo peor es que la respuesta es si. Y yo me compré el lunes una máquina de escribir, pero una máquina especial, la que utilicé hace 15 años en mi primer trabajo, la compré de segunda mano (y está llena de pelusas que he de limpiar a fondo) y me costó 10€. Si, por 10€ si me compro una máquina de escribir que me trae buenos recuerdos, por 200€ no me compro una máquina de escribir porque se ponga de moda y le saque tres fotos con mis proyectos de scrap.
Y respecto a lo que comentas de que los scraprooms van a acabar siendo lugares llenos de complementos de cocina de color pastel también lo llevo pensando un tiempo, sobre todo desde el carro de Ikea que todo el mundo parecía tener, querer y estar obligada a tener para ser scrapera. Si, tengo un carro de cocina, pero el que se quitó mi madre al poner una estantería en su lugar, pero había vivido sin carro y no lo necesitaba, sólo lo reutilicé.
Si no te importa me gustaría poner un enlace a esta entrada en mi blog, porque has expresado de maravilla todo en lo que se está convirtiendo el scrap.
Un saludo desde Zaragoza.
Sandra

Y tu ¿qué opinas? ¿Hasta dónde estás dispuesta a comprar?
Un saludo.

 

 

Charuqueando

Hola

 

**Ante las dudas, este artículo, como ninguno de los que he hecho hasta ahora, está patrocinado por ninguna marca y/o tienda; son productos que me compro y opino sobre ellos.**

Imagino que conocerás a Charuca y sus diseños, sus erizos, sus cactus, su elefantito,…

La verdad es que me gustan sus diseños y hace unos días compré los papeles de regalo de erizos y de cactus porque me mostraron el juego que podían dar en el scrap y los he utilizado, en algo fácil, alterar una libreta.

 

Tanto por delante como por detrás es la misma decoración, un trozo de papel que ha cambiado la libreta por completo.

¿Te gusta? ¿Qué te parecen los productos de Charuca?

Tacky Glue, ups, hemos fallado

Hola, hoy vengo a hablarte de una historia de desamor.

No sé si ha sido él, no sé si he sido yo, no sé si hemos sido ambos . . . pero Tacky Glue me ha fallado 😦

wp_20161009_006

No paraba de oír maravillas sobre el Tacky Glue, que era la mejor cola blanca, que es mejor que la cinta de doble cara para papeles grandes,…

Pero me falló, o le fallé yo a él. Como podéis ver en las imágenes que adjunto a continuación me ha creado bolsas en la cartulina y en el papel de scrap también (pero no he adjuntado fotografía porque no sé nota al ser un papel decorado).

Quizás puse demasiada cantidad, quizás no lo extendí bien, . . .

Sea como fuere, no sé si lo volveré a utilizar.

Y a tí, ¿te ha defraudado algún producto de scrap? ¿sabes por qué he fallado? Te agradezco los comentarios y consejos.

wp_20161009_004wp_20161009_005

Un saludo y hasta otra 🙂

Sábado de Azza

¿Qué hacer un sábado? Pues ir de Zaragoza a Madrid para dar cursos de scrap europeo.

La verdad es que conozco los productos de Azza desde Creativa Zaragoza de 2015, y tengo un amor incondicional por los sellos que crean.  Tengo unos cuantos y me encantan. También había comprado alguna plantilla y veía los trabajos que publican en su blog y en su página de facebook, y me gustaba. Es muy diferente al scrap americano en el que se le da importancia al diseño. Aquí lo importante es la fotografía, se diseña a partir de las fotografías, se decora según los tonos de las fotografías, en un LayOut puedes poner cuatro fotografías y no se ve sobrecargado,…

La jornada se compuso de tres talleres y una demo.

El primer taller lo daba Soraya y nos explicaba las técnicas básicas, el uso de la plantilla, como utilizar las tizas, encuadrar las fotografías según la plantilla,…

El segundo taller lo impartió Ana y perfeccionamos las técnicas, añadimos arena, maderas, marcos, como crear degradados con las tizas,…

Tras una parada para comer, una comida casera buenísima, llegó la demo dada por Cristina, donde descubrí mi amor por las tizas de Azza, es una herramienta que hace que cambie, al 100%, un trabajo. Y también nos recalcó la importancia de firmar los trabajos (algo que nunca suelo hacer).

Para acabar Carolina nos mostró como se puede unir el scrap europeo y americano.

En resumen, una jornada interesante y muy instructiva en la que descubrí otro scrap al que suelo hacer pero de gran interés.

Y para contarlo mejor te dejo el enlace al post que escribieron en su blog: http://scrapazzaspain.blogspot.com.es/2016/09/scrapeando-la-europea-en-madrid.html

Y tú, ¿conocías Azza? ¿utilizas sus productos? ¿prefieres el scrap europeo al americano?

Un saludo 😉