Archivo mensual: mayo 2015

Tarjeta todo sirve

Hola 🙂

¿Te has fijado en la tira inferior que suelen llevar algunas hojas de papel decorado en la parte inferior que es una muestra del decorado de la parte de atrás de la hoja? Que haces con ellas ¿las tiras o las guardas?

WP_20150526_011

Se nota que las guardo 😉 Llevaba tiempo preguntándome qué hacer con ellas y al final se me encendió la bombilla. Una tarjeta, es fácil y resultona.

Sin orden previo, una junto a otra . . . y magia, tarjeta hecha.

WP_20150527_001WP_20150527_003

Y para adornar: unos cuantos troquelados superpuestos:

WP_20150527_002

Voliá.

¿Y tú? ¿Reutilizas o tiras los trozos de muestra de las hojas?

Los 10 básicos para comenzar en el mundo del scrapbooking

Lo primero pedirte perdón por publicar en lunes; suelo hacerlo en sábado o domingo, pero estoy introducida en otros mundos y esta vez se me ha escapado el scrap (en el que estoy preparando una cosita); espero que no vuelva a pasar. Bueno, al artículo:

Entras en una tienda o página de scrap y te preguntas ¿por qué empiezo? ¿qué es lo primero que compro? Y, si no lo sabes, te pierdes en la compra, porque te gusta el 80% de lo que ves. Con la intención de ayudarte he creado esta entrada, “Los 10 básicos para comenzar en el mundo del scrapbooking”, con la que espero aclarar tus dudas; la he hecho pensando en lo que me hubiera gustado tener cuando empecé.

1/ Tabla de corte. Una superficie plástica y regenerable con la que no estropear la mesa de trabajo. Para los talleres que imparto utilizo tablas de corte de Ikea (de la sección de cocina) son flexibles, de 37 x 29 cm y resultan cómodas y económicas. Yo empecé utilizando una de tamaño A4 que tenía que había comprado para usarla para temas de fotografía, luego compré una de 30 x 65 cm. y en unos días tendré una de 45 x 35 cm. Mi máxima es “cuanto más grande, mejor” por la única razón de que el resto de la superficie está llena de cosas, la tabla es donde trabajo y la suelo tener vacía, salvo el material de trabajo. Y si queréis que os dure muuuuuucho tiempo NO utilicéis el secador de embossing sobre ella, NUNCA, se abomba.

2/ Cúter / Tijeras. En ese punto sirve la frase “para gustos, los colores”. Puede que trabajes mejor con tijera o que cojas el cutter y te conviertas en una maestra de la cuchilla; lo fundamental es que te sea cómodo su uso y esté bien afilado.

3/ Adhesivo. Aquí entra todo: cinta de doble cara, Glossy Accents, pegamento en barra, cola blanca,… hay que dar con el adhesivo adecuado para cada material y el que mejor se adapte a tu forma de trabajar; para empezar recomiendo la cinta de doble cara (sin ácido, por favor, que si no el trabajo se destroza) y un bote pequeño de Glossy Accents, la inversión total serán unos 7/8€ y tendremos adhesivo para un tiempo.

4/ Tinta y aplicador. Con una tinta, de momento, basta (no enloquezcas comprando toda la gama); la utilizaras para dar color a los bordes y que quede un acabado más fino; recomiendo la Vintage Photo de Ranger o alguna otra marrón (porque resulta muy combinable), pero si tienes una negra de las que vienen en algún pack de sellos también te puede servir. Y el aplicador, porque si, la esponjilla de maquillaje está bien para empezar, pero se deshace y acabas teniendo puntitos de color por toda la casa (aunque también te puede pasar como a mi, que uno de esos pedazitos se deshizo y saltó a mi ojo, hasta aquí la experiencia porque no la quiero ni recordar).

5/ Cartulinas y cartones. Son la base de los trabajos (tarjetas, álbums, ATC’s,…). Respecto a los cartones te recomiendo que reutilices, los cartones de cajas de galletas y cereales se pueden pegar entre si (dejando hacia fuera el color craft) y son muy útiles; los cartones de las cajas también sirven como hojas de álbums con un diseño más industrial.

6/ Material de oficina. Lápices, rotuladores, grapadora, clips, fundas de plástico, perforadora de agujeros, anillas,… Un poco todo lo que utilizabas cuando ibas al colegio e instituto y que sigue perdido en un cajón, puede que este sea el momento de sacar ese cajón, hacer limpieza, tirar lo que no sirva y mirar con buenos ojos lo demás. Eso sí, la regla mejor metálica, y si tiene dos medidas (centímetros y pulgadas) ya es fantástica, y si mide más de 30 cm, es para premio.

7/ Papel de scrap. Siiiiiii, por fin aparecen ¿lo esperabas lo primero? Pues no, es elemental pero no tanto. Esos maravillosos papeles decorados, a una cara, a dos, finos, gruesos,… que si, son preciosos, pero dependiendo de lo que busques puedes reutilizar imágenes de revistas de viajes y de belleza (porque las fotografías de estas suelen ser muy buenas, y si coges partes te puede servir para hacer el fondo ¿tu fondo es muy grande? Prepara un collage, degrada colores,… imaginación al poder).

8/ Material de costura. Aquí entra en juego que vivas sola y tengas lo mínimo, que seas aficionada a otra manualidad en la que se necesite la costura o que vivas con tu madre / abuela y puedas ir “cogiendo prestado” lo que necesitas. Aguja e hilo para coser las libretas y crear maravillosas libretas 100% artesanales, los botones que se quedan perdidos porque vienen de recambio con alguna prenda y nunca se utilizan, un trozo de cinta de raso o una puntilla perdida que han quedado en el olvido. Todo ello te puede servir para dar el último toque, ese que hace tu trabajo tan diferente, sólo hay que buscar. Eso si, la aguja para coser las libretas te la recomiendo gruesa, para que no te destroces el dedo ni la rompas.

9/ Recuerdos. Esa entrada de un concierto, ese folleto de una exposición, ese ticket de tu restaurante favorito en tu último viaje,… aquí entra todo que te recuerde a algo importante y tenga que ver con el trabajo que estas haciendo.

10/ Ordenador e impresora. Herramientas mágicas desde que existen. El scrapbooking digital está en alza, pero la cantidad de recursos que encuentras por las webs (sobre estas palabras puedes pinchar y leer un post que escribí sobre ello) necesitan ser llevados a papel, pero también puedes escribir una crónica y ponerle una letra bonita en el editor de textos,… En este punto, como en los anteriores, imaginación al poder.

Bueno, y hasta aquí mi resumen de los básicos e imprescindibles, poco a poco iré hablando de alguna otra herramienta bastante útil o haré comparativas (como en los post anteriores sobre tijeras y cutters ).

Y tú, ¿este es tu top ten o cambiarías algo?

Un beso y espero que la lectura te haya sido útil.

Básicos – tijeras

Hola a tod@s

Tijeras, todas ellas.

Tijeras, todas ellas.


Otra herramienta básica para el scrap y que solemos tratar bastante mal. Servir sirve cualquiera, pero siempre hay unas mejores que otras dependiendo del trabajo que queramos realizar.

-Tijeras de papelería / escolares.

Tijeras de papelería / escolares.

Tijeras de papelería / escolares.

¿Fáciles de encontrar? NO, lo siguiente. ¿Quién no tiene unas en casa? Útiles, baratas, te sacan de cualquier apuro y recortan muchas cosas. Contra más grande sea el filo menos cortes tendremos que dar. ¿Problema? No llegan a los detalles y su filo se enguarra enseguida si utilizamos cinta de doble cara (si, se puede limpiar con alcohol, quitaesmalte y un cutter, pero no es igual).

-Tijeras de precisión.

Tijeras de precisión.

Tijeras de precisión.

Algo difíciles de encontrar salvo que las vayas buscando. Aquí os muestro tres tipos: unas de Ikea (las negras), las de Tim Holtz (las rojas) y unas de costura (las doradas). En las negras no se pega la cinta de doble cara por su capa antiadherente, pero su punta es redondeada, por lo que no son recomendables para pequeños detalles. Las doradas son justo lo contrario, una punta que adorarás por su precisión pero la cinta de doble cara se pega, guarrea el filo y dejan de ser efectivas. Las rojas son el top ten de las tijeras, antiadherentes, con el filo microperforado, con una capa anticorrosivas y con los ojos recubiertos (con las doradas más de una y dos veces me he llevado un pizco en la mano al cortar); son las tijeras maravillosas para el scrap, pero su precio (unos 15€) triplica lo que cuestan las otras, pero son una inversión (además tienen un tape para proteger la punta), también están en formato grande, pero no las he probado.

¿Mi recomendación? Una de cada, si tuviera que especificar serían las grandes de oficina y la de Tim Holtz, pero, para gustos, los colores.

Un abrazo 🙂

Básicos – Cutters

Hola a tod@s

Este post creo que os sirve a tod@s, tanto si empiezas con el scrap como si ya llevas un tiempo en él. Os voy a hablar de los cutters, esas herramientas de corte tan necesarias y que, en ocasiones se nos resisten.

Los distintos tipos de cutters

Los distintos tipos de cutters

En la imagen superior tenéis distintos tipos de cutters que son los más fáciles de encontrar; ahora paso a definirlos y a mostraros sus diferentes usos.

-Cutter grande.

Cutter grande.

Cutter grande.

Es un tipo de cutter que encontramos en cualquier bazar y tienda de bricolaje. Tiene una hoja ancha que es recomendable para recortar cartones que hacen las tapas de nuestros trabajos y también para cortar gran cantidad de cartulina; pero no lo recomiendo para trabajos delicados.

-Cutter pequeño.

Cutter pequeño.

Cutter pequeño.

Es un poco el cutter todoterreno. Sirve para papel, cartón y trabajos delicados (como recortar siluetas/dibujos). Es fácil de encontrar y económico.

-Cutter bisturí.

Cutter bisturí.

Cutter bisturí.

El gran amigo de l@s scrapperos. Lo podéis encontrar en papelerías un poco especializadas y en tiendas de scrap. Tiene el mango como un bolígrafo pero de metal y sus cuchillas son intercambiables. Sirve para cortar papel y para siluetear dibujos (para recortarlos de una hoja grande de papel, permitiendo llegar a todos los detalles). Dependiendo del sitio se puede encontrar desde 4/5€. A mi me parece una herramienta básica. Lo malo que tiene es que la punta se puede perder si lo utilizas con mucha fuerza.

-Minicutter de precisión.

Minicutter de precisión.

Minicutter de precisión.

Mi último descubrimiento y del que estoy enamorada. Cuando os gusta recortar detalles (ya sea en hojas de scrap o recortar sellos que estampáis) este cutter os permitirá llegar a todos los detalles. Se coge como si fuera un lápiz y su cuchilla es pivotante y muy fuerte (no pierdes la punta como puede ocurrir en otros). Se puede encontrar por unos 7€. Me parece una herramienta muy recomendable para los detalles, pero no para recortar papel.

Espero que entra entrada os ayude a la hora de escoger las herramientas de corte y cual utilizar en cada momento. Si ahora mismo empezara con el scrap recomendaría el cutter grande y el cutter bisturí. Si sólo pudiera escoger uno sería el cutter pequeño.

Un abrazo.